Creatica

A través del modelo educativo Creática se procura que el alumno descubra sus aptitudes en cuanto al pensamiento, que sea capaz de programar sus conductas y diseñar su propia escala de valores, haciendo que aprenda a responsabilizarse de los actos por él programados (Domínguez, 1997).

La CREÁTICA (creatividad, pensamiento divergente) como modelo educativo, proporciona a la familia y al docente estrategias para disponer y favorecer diversas situaciones de aprendizaje en las que el niño y el joven ejerciten el desarrollo de sus procesos mentales: Observación, Análisis, Síntesis, Comparación, Lógica, Asociación, etc., de modo que cuando éstos se ubiquen en la vida familiar, universitaria o profesional sepan aplicar estos procesos en los que se han entrenado desde sus primeros años, para tomar decisiones adecuadas y efectivas para sí mismos, sus familias y la sociedad en que les toque vivir.

Entre los sustentos básicos de este modelo se destacan:

  1. Considera que todos los niños son inteligentes, basado esto en el andamiaje biológico o capacidad neuronal que éstos poseen.
  2. Propone la utilización de mecanismos de estimulación o activación de procesos mentales y el uso de estrategias de aprendizaje que permitan al niño el desarrollo de su máximo potencial.
  3. Estima que los alumnos son protagonistas en la construcción de su propio conocimiento, por lo que el docente es un mediador que e-duce, no induce conocimientos.
  4. Toma en cuenta las concepciones previas de los estudiantes en el proceso de aprendizaje.
  5. El profesor dentro de este modelo educativo también cambia su rol, pasando de ser un mero “enseñador” de conocimientos a un “educador” que no enseña sino que Educa, E-duciendo del capital del niño o joven los conocimientos, las conductas apropiadas y los valores personales; es una persona que acompaña y proporciona el andamiaje necesario para que los niños y jóvenes desarrollen paulatinamente mayores grados de autonomía.